noticia_7451h1
Francisco Ruiz Ortiz

Aspectos fiscales del Real Decreto-ley de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo

Normativa aplicada
Ir a NormaRDL 1/2017, de 20 Ene. (medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo)

DISPOSICIONES FINALES Disposición final primera. Modificación de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio.

Conozca las consecuencias fiscales del cobro de la devolución de los intereses indebidamente satisfechos por la aplicación de cláusulas suelo
En el Boletín Oficial del Estado del sábado 21 de enero se ha publicado el Real Decreto-ley 1/2017, de 20 de enero, de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo.

Su finalidad es facilitar la devolución de las cantidades indebidamente satisfechas por el consumidor a las entidades de crédito en aplicación de determinadas cláusulas suelo contenidas en contratos de préstamo o crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria.

En dicho Real Decreto-ley, se regula también el tratamiento fiscal de las cantidades percibidas por la devolución de las cantidades cobradas indebidamente en base a dichas cláusulas, a través de la Disposición Final primera, que modifica la Ley 35/2006, del IRPF, añadiendo una disposición adicional cuadragésima quinta a dicha Ley.

Este tratamiento fiscal es el mismo cuando la devolución de cantidades sea en virtud de acuerdos con las entidades de crédito con las que hubieran suscrito un contrato de préstamo o crédito con garantía hipotecaria o cuando lo sea en ejecución o en cumplimiento de sentencias judiciales.

Las cantidades devueltas, bien sean en efectivo o a través de otras medidas de compensación como consecuencia de acuerdos celebrados con entidades financieras, previamente satisfechas a las entidades financieras en concepto de intereses por la aplicación de cláusulas de limitación de tipos de interés de préstamos no se integran en la base.Tampoco están sometidos a tributación los intereses indemnizatorios que se puedan percibir.

Ahora bien, a pesar de esta no sujeción al impuesto de aquello que no implica rendimiento alguno, al no ser sino una devolución de lo pagado de más, los contribuyentes sí que deberán proceder a regularizar su situación tributaria en los siguientes casos:

  • Cuando dichas cantidades indebidamente satisfechas hubieran formado parte de la base de la deducción por inversión en vivienda habitual o de deducciones autonómicas, se pierde el derecho a practicar la deducción en relación con las mismas, debiendo sumar a la cuota líquida estatal y autonómica, devengada en el ejercicio en el que se hubiera celebrado el acuerdo con la entidad financiera, exclusivamente las cantidades indebidamente deducidas en los ejercicios respecto de los que no hubiera prescrito el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación, en los términos previstos en el artículo 59 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, pero sin inclusión de los intereses de demora. Sin embargo, no se aplicará esta adicción a la cuota del ejercicio en el que se hubiera celebrado el acuerdo respecto de la parte de las cantidades que se destine directamente por la entidad financiera a minorar el principal del préstamo.
  • Cuando dichas cantidades hubieran tenido la consideración de gasto deducible en ejercicios anteriores respecto de los que no hubiera prescrito el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación, se perderá tal consideración, debiendo practicarse autoliquidación complementaria correspondiente a tales ejercicios, sin sanción, ni intereses de demora, ni recargo alguno en el plazo comprendido entre la fecha del acuerdo y la finalización del siguiente plazo de presentación de autoliquidación por IRPF.

Por otra parte, cuando dichas cantidades hubieran sido satisfechas por el contribuyente en ejercicios cuyo plazo de presentación de autoliquidación por IRPF no hubiera finalizado con anterioridad al acuerdo de devolución de las mismas celebrado con la entidad financiera, así como las cantidades que se destinen directamente por la entidad financiera, tras el acuerdo con el contribuyente afectado, a minorar el principal del préstamo, no formarán parte de la base de deducción por inversión en vivienda habitual ni tendrán la consideración de gasto deducible.
El Real Decreto-ley entrará en vigor el el 21 de enero de 2017.

Francisco Ruiz Ortiz

Economista por la Universidad de Sevilla y Auditor de cuentas.

Francisco Ruiz Ortiz
Autor: Francisco Ruiz Ortiz Economista por la Universidad de Sevilla y Auditor de cuentas.

Últimas entradas

Ver todas las entradas de