hombre-en-carcel
administrador

CIRCULAR 1/2.016 elaborada por la Fiscalía en materia de Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas.

La Fiscalía acaba de hacer pública la Circular 1 /2016 sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas. Dicha circular se centra en impartir instrucciones a los fiscales sobre cómo valorar la eficacia de los planes de cumplimiento normativo conforme a la reforma del Código Penal (LO 1 /2015).

Los planes de cumplimiento normativo o compliance, se configuran como una eximente de la responsabilidad penal de las personas jurídicas y, por tanto, es importante que las empresas conozcan cuáles van a ser las directrices que la Fiscalía va a tomar en consideración para aplicar o no dicha eximente.

Los puntos que analiza la citada Circular son los siguientes:

1.- Control eficaz: Señala la Circular que  “Los programas de control constituyen una referencia para medir las obligaciones de las personas físicas con mayores responsabilidades en la corporación, pero será la persona jurídica la que deberá acreditar que tales programas eran eficaces para prevenir el delito”

Además también se matiza sobre que sólo quedarán excluidas de la responsabilidad penal de la persona jurídica “aquellas conductas que al amparo de la estructura societaria, sean realizadas por la persona física en su exclusivo y propio beneficio o en el terceros, y resulten idóneas para reportar a la entidad beneficio alguno, directo o indirecto”.

2.- No son un “seguro”: La Circular matiza que seguramente muchas empresas se hayan dotado o se dotarán de costosos y completos programas de cumplimiento normativo con la finalidad de eludir la responsabilidad penal, pero es preciso indicar que estos programas no se pueden enfocar en conseguir este propósito, si no que se debe enfocar a reafirmar la cultura del respeto a la Ley, en el que la comisión de un delito constituya un acontecimiento accidental y la exención de  la pena sea tan sólo una consecuencia natural de dicha cultura.

La Fiscalía explica que “los programas deben ser claros, precisos, eficaces y redactados por escrito, debiendo estar perfectamente adaptados a la empresa y a sus concretos riesgos”.

3.- Advertencia a los copia/pega de los programas: La Circular advierte que no se pueden realizar los llamados copy/paste de los programas de cumplimiento, asumiendo que con eso la empresa ya ha cumplido. La Circular manifiesta que no es infrecuente que en la práctica de otros países, con el objeto de reducir costes, las empresas se limitan a copiar los programas elaborados por otras compañías pertenecientes incluso a otros sectores industriales. Pues bien, la Circular deja claro que este tipo de prácticas probablemente suscite la no aplicación de la eximente penal.

4.- Oficial de Cumplimiento: La Circular pone de manifiesto que el compliance officer tiene que ser necesariamente un órgano de la persona jurídica, lo cual facilitará el contacto diario con el funcionamiento de la propia corporación. Lo fundamental será que exista un órgano supervisor del funcionamiento general del modelo, que deberá establecer claramente el responsable de las distintas funciones y tareas.

La Circular apunta también la necesariedad de que la persona jurídica tenga un órgano responsable de la función de cumplimiento normativo, es decir, no es necesario que todas y cada una de las tareas que integran dicha función sean desempeñadas por ese órgano, sino que se puede recurrir a la contratación externa de las distintas actividades que la función de cumplimiento normativo implica.

5.- Responsabilidad penal del compliance officer: La Fiscalía puntualiza de forma clara que el oficial de cumplimiento normativo, con su actuación delictiva puede transferir la responsabilidad penal a la persona jurídica, ya que está incluido entre las personas que ostentan facultades de organización y control dentro de la misma. La omisión del control puede llevarle a él mismo a ser penalmente responsable del delito cometido por el subordinado, por tanto, si el oficial de cumplimiento normativo omite sus obligaciones de control, la persona jurídica en ningún caso quedará exenta de responsabilidad penal.

6.- Respecto de las pequeñas empresas: La Circular adelanta que se extremará la prudencia en su imputación y ello porque su estructura organizativa no puede compararse con la de las empresas dotadas de una organización de cierta complejidad.

Así, las pequeñas empresas podrán demostrar su compromiso ético mediante una adaptación a su propia dimensión de los requisitos formales, que les permita acreditar su cultura de cumplimiento normativo.

administrador
Autor: administrador

Últimas entradas

Ver todas las entradas de