Ley-general-tributaria
Juan Francisco Cabrera Limón

EL PROXIMO 12 DE OCTUBRE ENTRARÁ EN VIGOR LA NUEVA LEY GENERAL TRIBUTARIA, LEY 34/2015, QUE MODIFICA A LA ACTUAL LEY 58/2003.

Desde su entrada en vigor, la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, ha sido objeto de varias modificaciones si bien la que ahora se implementa es la de mayor calado, afectando a diversas partes del texto legal, que encuentran su justificación en motivos de diversa índole que más adelante se detallan, asegurando esta reforma, tanto en las materias que son objeto de modificación como en las de nueva incorporación, el mantenimiento del carácter codificador que de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, se reconoce en su exposición de motivos.

Esta norma sigue el principio de adaptación continua de la norma tributaria a la evolución de la sociedad y, muy particularmente, a los mecanismos que, de diversa índole, conforman las relaciones jurídicas y económicas entre los ciudadanos, relaciones sobre las que gravita, en última instancia, la obligación tributaria, adaptación que, sin embargo, trata de respetar en todo momento un principio de estabilidad de la normativa que fortalezca la seguridad jurídica en beneficio de los operadores jurídicos que aplican el sistema tributario: los obligados tributarios, los colaboradores sociales y la propia Administración Tributaria.

En ese sentido, la presente Ley sigue las pautas marcadas por la Ley 36/2006, de 29 de noviembre, de medidas para la prevención del fraude fiscal, y la más reciente Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude.

Las necesidades que tratan de ser cubiertas con el presente texto son de diversa índole, integrando modificaciones exclusivamente técnicas respecto de preceptos ya incorporados en la vigente Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, e incorporando nuevas figuras sustantivas y procedimentales para cubrir vacíos legales actualmente existentes o adaptar la norma para superar situaciones de controversia interpretativa, administrativas y jurisdiccionales, puestas de manifiesto a lo largo de estos años.

Los objetivos esenciales que persiguen las modificaciones de la ley son los siguientes:

1. El reforzamiento la seguridad jurídica tanto de los obligados tributarios como de la Administración Tributaria y reducir la litigiosidad en esta materia.

2. Prevenir el fraude fiscal, incentivando el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias.

3. Incrementar la eficacia de la actuación administrativa en la aplicación de los tributos.

La entrada en vigor con carácter general será el próximo 12 de octubre de 2015, aunque las modificaciones contempladas en el artículo 29 y en el 200 de la Ley 58/2003 lo harán el 1 de enero de 2017, y determinados aspectos de la Modificación de la Ley Orgánica 12/1995 de Represión del Contrabando, el próximo 22 de diciembre de 2015.

A modo de consulta y para comprobar las diferencias entre la ley vigente hasta el 11 de octubre y la nueva aplicable a partir del 12 de octubre podemos ver una tabla comparativa de las modificaciones llevadas a cabo en el siguiente enlace.

TABLA COMPARATIVA

Juan Francisco Cabrera Limón

Economista por la Universidad de Sevilla y Auditor de cuentas

Juan Francisco Cabrera Limón
Autor: Juan Francisco Cabrera Limón Economista por la Universidad de Sevilla y Auditor de cuentas

Últimas entradas

Ver todas las entradas de