hogar2
Beatriz García Sánchez

EMPLEADOS DE HOGAR

Existen una serie de pasos a seguir para formalizar un contrato con un empleado de hogar, con lo que el procedimiento se inicia tramitando la correspondiente alta en Seguridad Social a través del modelo TA2/S-0138.
El tipo de contrato de trabajo puede ser indefinido o temporal, y aunque en ciertos casos se puede formalizar de forma verbal, es recomendable formalizar el contrato por escrito para evitar riesgos, ya que en la mayoría de los casos se contrata al empleado sólo unas horas a la semana.

En el contrato de trabajo se tiene que indicar la identificación de los firmantes, la fecha de inicio, el domicilio donde trabajará el empleado, la duración del contrato, la distribución de su jornada, la duración de sus vacaciones, el periodo de prueba, el salario, las correspondientes pagas extras y el preaviso que ambas partes han de respetar si se extingue el contrato.
Las causas de extinción del contrato son las mismas que para los contratos laborales ordinarios, además el empleador puede desistir del contrato sin dar explicaciones realizando una extinción con 20 días de preaviso y abonando una indemnización de 12 días de salario por año de servicio con el límite de seis mensualidades.

El empleador deberá inscribirse en la Seguridad Social a través del modelo TA 6.0138 y si el trabajador va a prestar servicios menos de 60 horas al mes, él mismo podrá tramitar su alta en la Seguridad Social.

A partir de este punto, mensualmente se ingresarán las cotizaciones a la Seguridad Social, donde el pago se realizará a través de la modalidad de domiciliación en cuenta, sin embargo, si el empleado fue el que se encargó de tramitar su propia alta en Seguridad Social, será él quien deberá efectuar el pago.

Beatriz García Sánchez

Especialista en Gestión de Recursos Humanos.

Beatriz García Sánchez
Autor: Beatriz García Sánchez Especialista en Gestión de Recursos Humanos.

Últimas entradas

Ver todas las entradas de