Ruiz&Asociados
Javier Ger Vázquez

IVA en los Suplidos y Provisiones de Fondo

Existen en el ámbito fiscal ciertas afirmaciones que deben ser definidas con todos sus matices para que realmente sean así. Por ejemplo “los suplidos y las provisiones de fondo no llevan IVA”, afirmación que en gran parte de las ocasiones puede ser erronea, y por tanto, sí deberan llevar IVA. Veamos la casuística:

En el caso de los suplidos, lo mejor es ver que define la norma como tal.  En concreto el Art. 78.3.3º LIVA  establece que no se incluirán en la base imponible de IVA este tipo de conceptos, y desagrega qué características deben cumplir los suplidos para no llevar IVA, así:

  1. Que la factura vaya a nombre del cliente por cuya cuenta se actúa y que se trate de sumas pagadas en su nombre.
  2. Que las cuantías recibidas por suplidos coincidan al céntimo con el importe de las facturas objeto del suplido.
  3. Que exista mandato expreso para el pago de las mismas por el cliente de cuya cuenta se está actuando.
  4. Que el mediador no proceda nunca a la deducción del impuesto que eventualmente hubiera gravado gastos pagados en nombre y por cuenta del cliente.

En definitiva, gran parte de los suplidos que se ven en el tráfico comercial común no cumplen estos requisitos, sobre todo por incumplimiento del primero de ellos, es decir que el gasto que provoca el suplido vaya a nombre del cliente por cuya cuenta se actúa, y por tanto esos gastos deberían incorporarse a la base imponible y repercutir IVA por el mismo.

Para el caso de las provisiones de fondo, pasa algo muy similar que con los suplidos, y es que existe la praxis habitual de no devengar IVA por las provisiones de fondo recibidas para la ejecución de ciertos trabajos, sobre todo en los casos de servicios profesionales.

Pues bien, cuando la provisión de fondos vaya destinada exclusivamente para el pago de Suplidos que reúnan las 4 características antedichas, éstas no se incluirán en la base imponible del Impuesto, por tanto en cuanto son “suplidos” y hacen referencia a la normativa ante citada. Por el contrario, cuando la provisión de fondos recibida vaya a anticipar parte de los honorarios de la contraprestación si habrá que repercutir IVA. La base normativa es el Art.75.Dos LIVA, que se refiere al devengo del Impuesto por pagos anteriores a la realización del hecho imponible.

Nuevamente, gran parte del pago de las provisiones de fondo que se ven en el día a día se refieren a anticipos de honorarios, y por tanto deben repercutirse IVA por las mismas.

Ojo con no llamar a los típicos gastos financieros soportados por culpa de devoluciones de recibos u otros, como suplidos, pues no lo son. Si estos fueran suplidos no cumplirían los requisitos ante dichos y deberían llevar IVA, pero en la medida que se tratan de cargos de carácter indemnizatorio, no debe incluirse como contraprestación de los servicios y por tanto no llevan IVA. Para evitar confusiones, es recomendable no incluirlo en la factura y preparar simplemente un documento liquidatario de este tipo de gastos.

En el próximo post, profundizaremos más en las indemnizaciones, pues la afirmación que todas las indemnizaciones están exentas de IVA es errónea.

Y recuerde, para cualquier duda con Suplidos y Provisiones de fondo, consulte con su asesor.

Javier Ger Vázquez

Economista por la Universidad de Sevilla. Máster Finanzas Cajasol. Máster en Derecho Tributario por Cajasol.

Javier Ger Vázquez
Autor: Javier Ger Vázquez Economista por la Universidad de Sevilla. Máster Finanzas Cajasol. Máster en Derecho Tributario por Cajasol.

Últimas entradas

Ver todas las entradas de