Contabilidad
Nazaret Navarro Maraver

Las sociedades civiles que tienen objeto mercantil pasarán a ser contribuyentes de Impuesto sobre Sociedades

Hasta ahora según la redacción del artículo 7.1.a) del Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, vigente hasta el 01 de Enero de 2015, “Serán sujetos pasivos del impuesto, cuando tengan su residencia en territorio español: a) Las personas jurídicas, excepto las sociedades civiles”. No obstante, tras la derogación del citado texto legal mediante la publicación en el BOE número 288, de 28 de noviembre de 2014, de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, dicho precepto se modifica para excluir únicamente de ser contribuyentes de este impuesto aquellas sociedades civiles que no tengan objeto mercantil.

Por tanto, tras la reforma fiscal acaecida en el mes de diciembre, las sociedades civiles que tienen objeto mercantil, que hasta ahora eran contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas a través del régimen de atribución de rentas, pasarán a ser contribuyentes de Impuesto sobre Sociedades, requiriendo esta medida incorporar un régimen transitorio tanto en el Impuesto sobre Sociedades recogido en la Disposición transitoria trigésima segunda de la citada ley del Impuesto sobre Sociedades, como en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, recogido en la Disposición transitoria trigésima de la Ley 26/2014, de 27 de noviembre, por la que se modifican la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que también ha sido publicado publicación en el BOE número 288, de 28 de noviembre de 2014.

En la Disposición transitoria trigésima segunda de la ley del Impuesto sobre Sociedades se recoge que “La integración de las rentas devengadas y no integradas en la base imponible de los períodos impositivos en los que la entidad tributó en el régimen de atribución de rentas se realizará en la base imponible del Impuesto sobre Sociedades correspondiente al primer período impositivo que se inicie a partir de 1 de enero de 2016”. Además dispone que “Las rentas que se hayan integrado en la base imponible del contribuyente en aplicación del régimen de atribución de rentas no se integrarán nuevamente con ocasión de su devengo” y que “En ningún caso, los cambios de criterio de imputación temporal consecuencia de la consideración de las sociedades civiles como contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades a partir de 1 de enero de 2016 comportarán que algún gasto o ingreso quede sin computar o que se impute nuevamente en otro período impositivo.”

Por su parte la Disposición transitoria trigésima de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, remite a la Ley del Impuesto sobre Sociedades señalando que “En lo que afecte a los contribuyentes de este Impuesto, será de aplicación lo dispuesto en la disposición transitoria trigésima segunda de la Ley del Impuesto sobre Sociedades”.

Nazaret Navarro Maraver

Economista especializada en Derecho Tributario. Máster en Asesoría fiscal por el Instituto de Estudios Cajasol.

Nazaret Navarro Maraver
Autor: Nazaret Navarro Maraver Economista especializada en Derecho Tributario. Máster en Asesoría fiscal por el Instituto de Estudios Cajasol.

Últimas entradas

Ver todas las entradas de