cesta-de-navidad
Gregorio Pérez Ruiz

REGALOS DE NAVIDAD: PROBLEMÁTICA FISCAL

Ya estamos en Diciembre, época de Navidad, época de regalos, cestas, etc…. Gran parte de las empresas, tanto para premiar la implicación y sacrificio de los empleados en la compañía como para la fidelización de clientes, acuden a los obsequios navideños, siempre que la situación financiera de la empresa lo permita. Es algo de lo más típico en estas fechas, pero no nos olvidemos que tenemos que tributar por ellos. Vamos a intentar aclarar este extremo para que todo se refleje correctamente a efectos fiscales.

En primer lugar, tenemos que tener en cuenta si esta tradición de los obsequios navideños forma o no parte de los usos y costumbres de las empresas. Se consideran como una liberalidad de la empresa sin que sea necesario que se plasmen en el convenio colectivo del sector.

Para el trabajador que recibe la cesta u obsequio, tendrá la consideración de retribución en especie, la empresa tendrá que realizar el ingreso a cuenta correspondiente a esta retribución y se integrará en la nómina del trabajador el valor del obsequio, incluyendo este valor en la correspondiente declaración de IRPF.

La Ley establece que no tendrán la consideración de gastos fiscalmente deducible los donativos o liberalidades. No obstante, no estarán comprendidos los gastos por relaciones públicas con clientes y proveedores, como por ejemplo las cenas de Navidad, ni los que con arreglo a los usos y costumbres se efectúen con respecto al personal de la empresa. El IVA de estas cestas no sería deducible, salvo si estas cestas son consideradas como objetos publicitarios.

¿Cuándo se consideran objetos publicitarios? Para ello deberán tener impreso de manera permanente de alguna forma el logotipo de la empresa, en estos casos se podrá deducir el IVA siempre que el obsequio no supere el valor de 90,15 euros.

Concluyendo y resumiendo lo expuesto,  las empresas podrán deducirse el gasto de las cestas de Navidad siempre que respondan a usos y costumbres de la empresa. El IVA solo se podrá deducir en aquellos regalos que sean objeto de publicidad de la empresa, y  terminando este resumen, para el trabajador tiene la consideración de rendimiento en especie.

Respecto a los regalos para clientes y terceros, es imprescindible, que si hemos adquirido estos regalos, en la factura de compra conste que se ha introducido el logo de nuestra empresa, estando personalizados con dicho logo.

Como hemos citado anteriormente, dicho logo debe ser permanente, es decir, no servirá una pegatina que se  pueda retirar,  tiene que ir grabado de forma más o menos duradera. Si lo que deseamos es deducirnos estos gastos y el IVA de estos regalos u objetos publicitarios, tenemos proceder de esta manera.

A efectos fiscales, en 2015 la cifra empleada en regalos a usuarios se limitará al 1% del importe neto de la suma de negocios de la empresa que los realiza.

Consulta de la DGT de 3 de Junio de 2002:

Gregorio Pérez Ruiz

Analista Contable.

Gregorio Pérez Ruiz
Autor: Gregorio Pérez Ruiz Analista Contable.

Últimas entradas

Ver todas las entradas de