insolvencias-Espana
Nazaret Navarro Maraver

¿Se puede calificar como actividad económica el arrendamiento de inmuebles si se externaliza de su gestión a efectos de I.R.P.F.?

La externalización de la gestión de los arrendamientos no puede equipararse a la contratación de un empleado a efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

En el ámbito del Impuesto sobre Sociedades podemos traer a colación consultas tales como la V3859-16 que señalan que aunque el artículo 5 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades indique que para que exista la actividad económica en caso del arrendamiento de inmuebles debe utilizarse al menos una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa, la Dirección General de Tributos admite que en caso de la externalización de la gestión del arrendamiento se cumple dicho requisito a efectos de determinar que se desarrolla una actividad económica.

Esto se debe a que en la realidad económica hay situaciones empresariales en las que una entidad posee un patrimonio inmobiliario relevante, para cuya gestión se requeriría al menos una persona contratada. Y sin embargo, ese requisito se ve suplido por la subcontratación de esa gestión a otras sociedades especializadas.

Sin embargo este criterio no afecta al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, ya que la Dirección General Tributos defiende la autonomía del concepto de actividad económica en el ámbito del Impuesto sobre Sociedades frente al mismo concepto regulado para otras figuras impositivas. La LIS justifica la nueva inclusión de una definición de actividad económica, hasta entonces referenciada al IRPF, para que el Impuesto sobre Sociedades que grava por excelencia las rentas de actividades económicas, contenga una definición adaptada a la propia naturaleza de las personas jurídicas. Por tanto, la interpretación del concepto de actividad económica en el Impuesto sobre Sociedades debe realizarse a la luz del funcionamiento empresarial societario, y puede diferir de la que se realice en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, pues el mismo concepto puede tener finalidades diferentes y específicas en cada figura impositiva.

FUENTE

  Artículo 27 Ley 35 / 2006 , de 28 de noviembre de 2006 .

  Consulta Vinculante de la D.G.T. V 3859 – 2016

  Consulta Vinculante de la D.G.T. V 3860 – 2016

  Página web de la Agencia Tributaria Estatal

Nazaret Navarro Maraver

Economista especializada en Derecho Tributario. Máster en Asesoría fiscal por el Instituto de Estudios Cajasol.

Nazaret Navarro Maraver
Autor: Nazaret Navarro Maraver Economista especializada en Derecho Tributario. Máster en Asesoría fiscal por el Instituto de Estudios Cajasol.

Últimas entradas

Ver todas las entradas de