reserva de nivelacion
Beatriz García Sánchez

Si agota la IT, ¿cómo hay que actuar

Un trabajador que se encuentra de baja médica, ya bien sea por contingencias comunes como por contingencias profesionales, tiene derecho a cobrar la prestación durante un periodo máximo de 365 días.

Puede ocurrir que pasados esos 365 días, no le dan el alta o bien tampoco le reconocen una incapacidad permanente, en estos casos la incapacidad temporal se puede prorrogar durante 180 días si la Seguridad Social cree que el empleado se puede curar, con lo que tras esos 545 días de incapacidad temporal, ésta se extingue y si el empleado sigue sin tener el alta por curación o mejoría, se inician los trámites para el reconocimiento de la incapacidad permanente.

Si el trabajador recibe el alta con propuesta de incapacidad permanente, no deberá reincorporarse a la empresa. En esta situación, los efectos de la incapacidad temporal se prologan y el empleado seguirá cobrando la prestación.

Tras los 545 días de duración máxima de la incapacidad temporal, la empresa deja de cotizar con independencia de que los efectos económicos de la incapacidad temporal se prolonguen y de que el empleado siga cobrando la prestación. Con lo que para mayor seguridad, no hay que extinguir el contrato de trabajo del empleado salvo que le declaren en situación de incapacidad permanente no revisable.

Con todo esto, si se agota la incapacidad temporal y el trabajador no puede reincorporarse, hay que comunicarle que el contrato de trabajo queda suspendido hasta que se resuelva el expediente de incapacidad permanente.

Beatriz García Sánchez

Especialista en Gestión de Recursos Humanos.

Beatriz García Sánchez
Autor: Beatriz García Sánchez Especialista en Gestión de Recursos Humanos.

Últimas entradas

Ver todas las entradas de